«Es mentira que yo desaparecí el cuerpecito de la hija de Gloria Trevi»

0
157

 

La revista TvNotas resume así la triste historia del paradero de la hija de Gloria Trevi:  El 13 de noviembre de 1999 murió Ana Dalai, con 33 días de nacida, y aunque se rumoró que María Raquenel Portillo tuvo algo que ver en la desaparición del cuerpo, es la propia cantante quien despejó de una vez por todas las dudas sobre su inocencia.
«Si ella se enoja lo siento mucho, yo no digo que Gloria tiene que hablar bien de mí o a defenderme, pero ella sabe perfectamente bien lo que yo pude haber hecho, lo que yo era capaz de hacer. Ni estaba en el momento en que ella falleció, Sergio me había mandado a comprar un pollo y rentar una película Mi Pobre Angelito 2, cuando llego, comenzamos a comer y tiempo despuésvieron que la niña había fallecido. Y lo demás, discúlpame que te lo diga, ella sabe perfectamente bien que no tuve nada que ver y jamás hubiera podido hacer algo así», relató a ‘Suelta la sopa’.

‘Mary Boquitas’ argumentó que «Karina Yaporen su libro, «tratando de limpiarse lo sucio que tenía», empezó a decir: «No quiero imaginar que los ruidos en la cocina pudo haber sido Raquenel haciendo quién sabe qué tanta tontería» se dijo que Raquenel había cortado el cuerpecito para meterlo en una bolsa.

«Gloria, discúlpame, pero la única que tiene qué decir eres tú.Nunca ha dicho las cosas abiertamente, entonces ha permitido que se embarre gente, incluyéndome a mí.Repito, no quiero que ella salga a decir que Raquenel es una divina santa, pero hubiera sido maravilloso, para quitarme el sombrero, que un día dijera: ‘A nadie le importa la vida de mi hija, pero esta mujer, María Raquenel, no tuvo nada que ver’, porque ella sabe muy bien que yo no tuve absolutamente nada que ver».
De acuerdo con las declaraciones de la cantante, quien salió libre de culpa junto a ‘La Trevi’, Sergio Andrade encomendó aLiliana Regueiroencargarse del acta de defunción y el entierro de la bebé,»porque nosotros estábamos de ilegales en Brasil».
«Yo me acuerdo que ella Gloria me dijo: ‘Yo quería que tú te hicieras cargo, porque tú le hubieras dado cristiana sepulturay me podrías decir dónde está mi hija’. Yo le dije: ‘Yo hubiera sido feliz de hacerlo’, porque yo a la niña la quería, yo fui la madrina de bautizo de la pequeña'». Raquenel reiteró que tanto Andrade, como Trevi, eran «incapaces de asesinar y mucho menos a una hija».

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here